Aumenta tu autoestima

Aumentar la autoestima

Pasos a seguir

¿Estás content@ contigo mism@? ¿Te sientes aceptad@ y feliz? ¿Te gusta lo que haces? ¿crees en ti?

Estas son algunas de las preguntas que pueden ayudarte a saber si te estimas lo suficiente. Porque la autoestima no es más que eso, estimarse a uno mismo, quererse, mimarse, pensar que vale la pena, creer que puede hacer cosas, ser flexible con los errores que cometemos y aprender de ellos, etc., todo eso es la autoestima.

¿Y qué puedo hacer si he contestado que NO a la mayoría de las preguntas y no hago casi nada de lo que aparece en el párrafo de arriba?

Pues lo primero que debemos tener claro es QUERER CAMBIAR. Si sabes que tu autoestima está por los suelos y quieres aumentarla, por supuesto que hay cosas que puedes hacer y que vamos a ver ahora, pero es importante tener voluntad suficiente para aprender a modificar hábitos y pensamientos, y esto, a veces, resulta complicado. En esos casos en los que queremos, pero no logramos hacerlo solos, siempre podemos pedir ayuda profesional.

De todas formas, aquí vamos a señalar algunas cosas que puedes hacer para aumentarla.

Una parte importante de nuestra autoestima depende de nuestra crianza. Es decir, si tus padres se han pasado la vida diciéndote que eres torpe, inútil, fe@ o que no vales para nada, eso obviamente, influye bastante en la imagen que te has creado de ti mism@.

Para poder cambiar eso has de saber algo que es totalmente cierto: NADIE ES TOTALMENTE, al 100%, fe@, inútil, torpe, etc., Es decir, todo lo que te decían de pequeñ@ es lo que pensaban tus padres o familiares, pero eso es subjetivo porque ¿quién dice que eres torpe? Igual resulta que eres un desastre jugando al tenis, pero eres una máquina haciendo piragüismo. Lo mismo podemos decir de fe@. ¿Para quién eres fe@? Igual tu padre piensa que eres así pero luego hay alguien (y siempre lo hay) que te ve estupend@.

Por eso, deja de pensar en todo lo malo que te han dicho y piensa en las cosas buenas que tienes, porque, igual que cosas feas, también uno tiene cosas bonitas. Así que siéntate un rato y escribe qué cosas buenas tienes. Puedes poner rasgos físicos, rasgos de personalidad, habilidades, si los escribes todos, mejor. Te darás cuenta de que cada persona tiene muchas cosas que igual no sabías o no te habías dado cuenta de que tenías. Si esto te resulta difícil, pregunta a alguien que te quiera (obviamente no a los que piensan que eres torpe o fe@), qué es lo bueno que ve en ti. Te sorprenderás.

Otra cosa que debemos modificar es cómo nos hablamos a nosotros mismos. Esto es, cuando has hecho algo que no te ha salido bien, ¿te tratas bien? ¿o mal?

Veamos un ejemplo real:

Pablo es un hombre al que le han dicho toda su vida que es un patizambo y un torpe y no sería capaz de bailar con gracia en su vida.

Pero él se ha empeñado en cambiar eso. Pablo ha decidido apuntarse a clases de baile y probar. Durante la primera clase, sudó lo que no estaba en los escritos y pisó 40 pares de veces a su compañera de baile.

Después de la clase, y de haberle pedido disculpas a su compañera cientos de veces, Pablo, ya de vuelta a casa en su coche, se dice a sí mismo:

– Pero ¿cómo se puede ser tan torpe? Mira que me han repetido veces los pasos. Además, qué paciencia la de esa mujer. Seguro que la próxima vez no quiere ser mi compañera de baile, claro eso si hay próxima vez, porque después de lo de hoy…

¿Crees que si Pablo piensa así conseguirá aumentar su autoestima? Y, por añadidura, ¿piensas que aprenderá a bailar?

Tod@s sabemos la respuesta a estas preguntas. Pero ¿y si Pablo se dice esto?:

– ¡Ay! ¡Qué mal ha salido hoy! ¡Bueno, no importa! ¡La próxima clase lo haré mejor! ¡Además, ya he escuchado cuáles son mis fallos y voy a practicar mirando vídeos en Youtube para el próximo día! ¡Seguro que me sale mejor! ¡Estoy convencido de que con paciencia y práctica puedo hacerlo! ¡El éxito está asegurado!

Como ves, el hablarse bien a uno mismo es esencial. Si quieres que tu autoestima suba, POR FAVOR, trátate con cariño. No importa que no seas perfecto. No tienes que hacerlo todo bien. NADIE sabe hacerlo todo bien. Acepta que hay cosas que harás mejor que otras, pero no te maltrates por las cosas que no te salen como tú quieres. ACÉPTATE tal cual eres, con todas tus cosas, las buenas y las malas.

Para darte cuenta de que puedes, has de ponerte metas que puedas alcanzar. Obviamente, si tu meta es lograr codearte con la reina de Inglaterra y vives en un pueblo perdido en la alpujarra granadina, dos meses después no me vengas a consulta llorando, diciendo que estás frustrada porque no puedes conseguir tu sueño. No me preguntes, ¿qué es lo que has hecho mal?

Veamos, para hacer realidad semejante sueño, igual deberías empezar planteándote si sabes hablar inglés. Porque lo mismo necesitas primero conseguirte un profesor que te enseñe. Después del primer paso, los demás suelen ser un poco más fáciles. Aun así, te recomiendo que tus metas o sueños sean REALISTAS a tus habilidades y capacidades. Que sí, que igual después de 5 años estás en el palacio de Windsor tomando el té con la reina Isabel II (por el camino que lleva, seguro que sigue viva), pero mejor vamos paso a paso, así evitamos frustrarnos inútilmente y abandonar nuestros sueños o metas nada más empezar.

Para ir terminando, voy a darte dos consejillos más. Uno de ellos es que te enfoques en las cosas que haces bien, las que te van bien, las que “controlas”. Porque si uno se da cuenta de que hay cosas que hace bien, es más fácil aprender cosas que no sabe o que no se le dan tan bien. ANÍMATE a hacer cosas nuevas. ATRÉVETE. Nunca es tarde. Deja de poner excusas y hazlo. Es mejor probar y equivocarse que no haberlo intentado nunca.

El otro es que hagas vida social. Ayuda a la gente que conoces, celebra tus cumpleaños, da las gracias al panadero por su estupendo pan o alégrate por todo lo bueno que tienes y que puedes ofrecer a los demás. Te darás cuenta de que eres una persona muy válida. Deja el aislamiento para cuando lleguen más pandemias. Ahora, disfruta el momento y quiérete mucho.

Si necesitas más consejos, ayuda, o, simplemente, quieres aprender más sobre cómo mejorar tu autoestima, recuerda que estamos para ayudarte.

¡ÁNIMO Y SIGUE ADELANTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.